Ejecutivo Nacional decreta aumento del salario mínimo y cambio en el sistema de pago del beneficio de alimentación

En la Gaceta Oficial No. 6.354 Extraordinario del pasado 31 de diciembre de 2017 fueron publicados los Decretos Nos. 3.232 y 3.233, que establecen el aumento del 40% del salario mínimo nacional mensual obligatorio, así como el ajuste de la base de cálculo para el pago del Cestaticket Socialista, respectivamente. A continuación, se mencionan los aspectos más relevantes contenidos en ambas normas.

I. Aumento del salario mínimo nacional y el pago de un bono especial adicional para los jubilados y pensionados

Mediante el Decreto No. 3.232, el Ejecutivo Nacional aumentó en un 40% el salario mínimo mensual obligatorio, equivalente a Bs. 71.002,97, en todo el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, para los trabajadores que presten servicios en los sectores público y privado, incrementando el monto mensual de Bs. 177.507,44  a la cantidad de Bs. 248.510,41 a partir del 1° de enero de 2018.

Adicionalmente, se fijó como monto mínimo de las pensiones de los jubilados y pensionados de la Administración Pública y el monto de las pensiones pagadas por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (I.V.S.S.) la cantidad de Bs. 248.510,41; misma cantidad establecida para el salario mínimo nacional mensual. Además, se estableció un ajuste sobre el denominado “bono especial de guerra económica” a los pensionados del I.V.S.S., el cual ahora corresponderá al equivalente del 40% del salario mínimo nacional fijado en este decreto, es decir la cantidad de Bs. 99.404,17, de manera que el ingreso mensual de los pensionados y jubilados totaliza el monto de  Bs. 347.914,58.

II. Ajuste de la base de cálculo del Cestaticket Socialista y cambio de su sistema de pago

El Decreto No. 3.233 estableció el ajuste de la base de cálculo para el pago del Cestaticket Socialista a los trabajadores que presten servicios en los sectores público y privado, de modo que de 31 Unidades Tributarias (U.T) diarias se aumentó la base de cálculo a 61 U.T. por día, a razón de 30 días por mes, pudiendo recibir cada trabajador hasta un máximo del equivalente a 1.830 U.T. mensuales. Este ajuste implica un incremento del beneficio mensual de Bs. 279.000,00 a Bs. 549.000,00. Dicho beneficio entra en vigencia a partir del 1° de enero de 2018, por lo cual el primer pago deberá efectuarse durante los cinco primeros días del mes de febrero. Actualmente la U.T. tiene un valor de Bs. 300,00; es decir, que por día laborado el ticket de alimentación tiene un valor de Bs. 18.300,00.  Así, la fórmula para calcular el Cestaticket Socialista sería la siguiente:

U.T. Bs. 300,00 x 61 = Bs. 18.300,00 (diarios) x 30 días = Bs. 549.000,00

Todas las entidades de trabajo de los sectores público y privado deben ajustar este beneficio de alimentación conforme a lo establecido y es de obligatorio cumplimiento por parte de los empleadores. El decreto prevé que las entidades de trabajo del sector público y privado deberán otorgar este beneficio a sus trabajadores “preferentemente mediante la provisión de cupones, tickets o tarjetas electrónicas de alimentación emitidos por una entidad financiera o establecimiento especializado en la administración y gestión de beneficios sociales” (negritas nuestras). Además, se ordena el cese de la temporalidad prevista en el decreto No. 2.833 del pasado 1° de mayo de 2017, el cual obligaba a las entidades de trabajo que cumplían con el beneficio de alimentación a través de comedores y de la contratación de servicios de alimentación, al pago adicional de dicho beneficio en efectivo o mediante depósito en cuenta nómina. Lo anterior, implica que a partir del 1° de enero de 2018 se elimina la obligatoriedad del doble cumplimiento, manteniéndose así la plena vigencia de todas las modalidades previstas en la Ley del Cestaticket Socialista, con preferencia en aquellas que implican la provisión de cupones, tickets o tarjetas electrónicas de alimentación.

La norma estipula que, previa aprobación del Vicepresidente Ejecutivo, el Ministro del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo podrá imponer, con carácter general o particular, a las entidades de trabajo o patronos, teniendo en cuenta sus capacidades, condiciones y previa consulta de los trabajadores, la obligación de pagar total o parcialmente el beneficio de alimentación a través de las modalidades de cupones, tickets o tarjetas electrónicas. Con lo anterior parece evidenciarse la voluntad del Ejecutivo Nacional de priorizar el cumplimiento de la obligación alimentaria, nuevamente, mediante la modalidad de pago en cupones, tickets o tarjetas electrónicas de alimentación emitidos por una entidad financiera o establecimiento especializado en la administración y gestión de beneficios sociales. De esta manera,  quedaría eliminada la modalidad de pago en efectivo o por depósito en cuenta nómina, salvo las excepciones previstas en las Ley del Cestaticket Socialista.

Con el aumento del salario mínimo y el ajuste en la base de cálculo del Cestaticket Socialista, el ingreso mensual mínimo de los trabajadores quedó establecido en Bs. 797.510,41 de los cuales sólo Bs. 248.510,41, correspondientes al salario mínimo nacional vigente desde el 1° de enero de 2018, tienen incidencia salarial para el cálculo de los beneficios laborales de los trabajadores. En tal sentido, así como ha ocurrido con cada aumento del salario mínimo obligatorio decretado en el país, se producirá un incremento del costo laboral para los patronos respecto de aquellos trabajadores a quienes les corresponde recibir el beneficio social relativo a la Educación Inicial o Guardería, es decir, aquellos con hijos menores de 6 años de edad, y además, se verán afectados los montos topes de las contribuciones sociales que basan su cálculo en los salarios mínimos, tales como el Régimen Prestacional de Empleo y Seguro Social Obligatorio. Todo esto sumado, por supuesto, al impacto económico que implicará esta medida en el cálculo de conceptos laborales como vacaciones, bono vacacional, utilidades y prestaciones sociales.